SNET

Comunicacion Social

Buscar


Declaratoria de Alerta Roja por influencia de AGATHA

San Salvador, 29 de Mayo de 2010 – Con base a la información técnica emitida por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales a través del Servicio Nacional de Estudios Territoriales en el Informe Especial N°10 sobre la incidencia de la Depresión Tropical en El Salvador, la Dirección General de Protección Civil decretó Alerta Roja en todo el territorio salvadoreño.
La Tormenta Tropical Agatha, que al ingresar a territorio guatemalteco fue reclasificada a Depresión Tropical, continúa su influencia en El Salvador con lluvia generalizada de moderadas a muy fuerte intensidad, vuelve críticas las siguientes horas de la madrugada del domingo 30 de mayo, debido a que el suelo está saturado, la mayoría de los ríos están desbordados y ya se han registrado una importante cantidad de deslizamientos, informó el Ministro de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Ing. Herman Rosa Chávez en conferencia de prensa realizada en Casa Presidencial.
El Presidente de la República enfatizó que declaran la Alerta Roja no por la cantidad de muertes que haya generado, sino por el riesgo ya existente en el país por inundaciones y deslizamientos, poniendo a disposición los recursos humanos y logísticos necesarios para atender oportunamente los requerimientos que la condición de riesgo demanda.
La conferencia de prensa fue desarrollada en casa presidencial con la participación de los Ministros y Viceministros así como representantes de la Empresa Privada.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Cadena Nacional por Decreto de Emergencia por Alerta de lluvias
30 de Mayo de 2010

Salvadoreños y salvadoreñas,
Ante la situación excepcional que vivimos, me dirijo a ustedes para comunicarles que la evolución de la Tormenta tropical Agatha nos ha llevado a decretar el Estado de Emergencia en todo el territorio nacional.
Antes que nada, quiero hacer llegar mis condolencias a las familias de los 9 fallecidos con motivo de las fuertes lluvias. Reciban mi afecto y mi disposición de ayudarlos en todo lo que necesiten.
En los últimos días, hemos dado seguimiento permanente a este fenómeno meteorológico que comenzó como baja presión el martes, fecha en la que decretamos alerta verde. En los días siguientes, a medida que iba progresando la acumulación de agua, comenzamos a movilizar las diferentes instancias del Estado para poder dar una respuesta temprana ante posibles emergencias.
Durante la jornada de ayer, la situación se fue agravando y eso nos llevó a decretar sucesivamente la alerta naranja y la alerta roja, ya al filo de la medianoche.
Durante los cuatro últimos días se iniciaron las labores de evacuación preventiva y reparto de víveres en las zonas más vulnerables, así como la activación de las comisiones de protección civil, que han demostrado una vez más su efectividad.
La declaración de emergencia, como saben, conlleva la rápida movilización de todo el aparato estatal, que pasa a estar completamente a disposición del auxilio a los salvadoreños y salvadoreñas en situación de riesgo.
Así ha sido durante las últimas 48 horas, en las que Protección Civil, Medio Ambiente, Policía, Fuerza Armada, Salud, Educación y todas las carteras de gobierno, de una u otra forma, están apoyando el esfuerzo de proteger a la población.
En este momento hay 8,147 personas evacuadas, para quienes se está estableciendo el necesario dispositivo de ayuda en los distintos albergues que se han dispuesto en todo el territorio nacional.
Salvadoreños y salvadoreñas,
Aunque la tormenta ya parece estar disminuyendo de intensidad, la situación en todo el país sigue siendo crítica. Ha llovido tanto en los últimos días que el riesgo de deslaves y desbordamiento de ríos es muy alto. Incluso si las lluvias ahora no son tan fuertes, para explicarlo claramente, el vaso está tan lleno que una gota más puede ser fatal. En la actualidad el 90% del territorio nacional está en riesgo, porque Agatha ha dejado un promedio diario de precipitaciones mayores, incluso, que las registradas con los huracanes Mitch y Stan y la tormenta Ida.
Por eso, ciudadanos y ciudadanas, les insto a colaborar con las instrucciones de las autoridades, especialmente si residen en zonas cercanas a cauces de ríos, laderas de montañas y cerros, zona costera y todas aquellas áreas que sean calificadas como de alto riesgo.
Asimismo, les notifico la advertencia de que el uso de las carreteras en estos momentos debe hacerse de forma extremadamente prudente y solo en caso de emergencia.
Le hago este llamado a toda la población, en primer lugar, por su propia seguridad, por sus propias vidas, que son invaluables para este Presidente y todo su gobierno.
Por favor, no queremos lamentar desgracias, estamos poniendo todo de nuestra parte para actuar con prevención, les pido su colaboración.
Quiero decirles que en este punto estamos actuando conforme a la ley de protección civil, que en su artículo 36 estipula:
“Es deber de las personas en caso de desastre –dice este código pensado para mitigar estos desastres- Colaborar con las labores de prevención, mitigación y de protección que emprenda la Dirección General o las Comisiones del Sistema. Acatar las disposiciones y medidas de prevención y evacuar las áreas peligrosas cuando las autoridades lo soliciten”.
Hago un llamado muy especial a la población residente en la zona del Picacho, en el municipio de Mejicanos y a los residentes en el cantón joya grande de Santiago Texacuangos. Son zonas especialmente vulnerables, por lo que les rogamos colaboren para evacuar el área lo antes posible.
A todos los que deban ser evacuados les aseguro que sus bienes serán custodiados por las autoridades y tendrán la atención médica y alimentaria que necesiten.
Quiero anunciar, además, a todos los que sufran la pérdida de sus viviendas, que vamos a realizar un censo de las mismas. Construiremos nuevas casas y lo haremos, esta vez, en zonas seguras. Y esto será de inmediato.
Amigos, amigas,
Esta emergencia debe encontrarnos una vez más unidos, solidarios, dándonos la mano unos a los otros.
Yo quiero agradecer, por esta razón, todos los ofrecimientos de ayuda de los partidos políticos, de la empresa privada, de los medios de comunicación, de las iglesias, de los organismos internacionales, de los gobiernos amigos en todo el mundo y de las salvadoreñas y salvadoreños que ofrecen su generosa ayuda.
Hoy más que nunca, somos todos y todas hermanos y hermanas, y los que están en situación de mayor vulnerabilidad son el centro de preocupación de este presidente, del gobierno y de toda la sociedad.
Los pronósticos del SNET nos dicen que tendremos más lluvias durante las próximas 24 horas y que, hacia el día martes, comenzarán a mejorar las condiciones.
Yo elevo mi ruego a Dios para que lo peor no ocurra. Es decir, que no tengamos que lamentar más víctimas, que los deslaves y desbordamientos no ocurran, que pronto las familias puedan volver a sus hogares.
Estamos poniendo todo nuestro esfuerzo para que el país recupere la normalidad lo antes posible. Sé que con la colaboración de ustedes y el trabajo conjunto de miles de funcionarios públicos que en este momento están distribuidos en todo el territorio nacional, más la ayuda de todas las organizaciones, vamos a conseguir mitigar los riesgos y minimizar las consecuencias. Nos demostraremos a nosotros mismos, una vez, más que, unidos y solidarios, podemos superar cualquier cosa.
Gracias a todos por cooperar con este esfuerzo. Que Dios los bendiga, que Dios bendiga a El Salvador


Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales

Todos los derechos reservados.
El MARN permite la reproducción total o parcial de la información,
agradeciendo de antemano consignar la fuente, así como su período de validez.

Km. 5 ½ Carretera a Nueva San Salvador, Avenida Las Mercedes
Tel.: (503) 2132-9631 Fax: (503) 2132-9478